El crecimiento del e-commerce en 2021 también pasa por los marketplaces

 

 

Jordi Jo, head of business development en Milanuncios

 

 

2020 ha sido un año muy atípico a causa de la pandemia. Más allá de la lógica angustia que provoca esta situación, todos hemos cambiado nuestros hábitos laborales, de consumo y de ocio. Y eso ha tenido una incidencia directa y positiva sobre el sector del e-commerce

Si bien es cierto que antes de la covid-19 ya estaba creciendo a doble dígito, con la crisis sanitaria este crecimiento se ha acelerado: primero por el confinamiento domiciliario del primer estado de alarma y posteriormente por la lógica prudencia que condiciona nuestra forma de consumir; el miedo al contagio retrae las compras físicas a favor de las compras online

Este aumento en la velocidad de crecimiento del e-commerce ha provocado la incorporación de nuevos targets (que nunca antes había usado este canal) y la potenciación de los ya existentes (los que ya eran compradores ahora buscan en internet ciertos tipos de productos que antes adquirían en tiendas físicas).

Las fortalezas de los marketplaces

También se han desarrollado nuevos hábitos de consumo que favorecen la compra online, especialmente en marketplaces como Milanuncios. Estos nuevos hábitos son, por ejemplo: 

  • El control del gasto. La reducción de ingresos en las economías familiares es un impulso para la compra de artículos de segunda mano puesto que el factor precio cobra mayor importancia.
  • Compra de proximidad. Evitar desplazamientos y ahorrarse coger el coche para comprar se traduce en una búsqueda de cercanía en el servicio. Y no hay nada más cercano que recibir el producto en casa. Por eso, servicios como Milanuncios Express impulsan el e-commerce en marketplace con compra puerta a puerta para facilitar el proceso de compra entre particulares.
  • Más online. El incremento de las compras online no fue algo puntual del confinamiento: ha llegado para quedarse. La reciente campaña de navidad ha demostrado una vez más la fortaleza del canal, capaz incluso de superar al comercio tradicional. 
  • Categorías de producto al alza. Durante 2020 hemos comprado más por Internet y, sobre todo, más variado. Moda y complementos ha mantenido su liderazgo en 2020 como el segmento con más volumen e incluso ha crecido respecto a 2019. Pero lo más interesante es el enorme incremento registrado en categorías hasta ahora menos importantes: deportes y salud y belleza han subido 10 puntos porcentuales respecto a 2019; hogar y decoración ha ganado 7 puntos. 

Cuatro tendencias para 2021 

Esta previsión de crecimiento del e-commerce viene acompañada de una serie de tendencias asociadas al comercio electrónico

  • Mejoras logísticas. Esta área va a perfeccionarse para dar servicio a un cliente que espera más rapidez (plazos de 24 o  48 se convertirán en la expectativa generalizada de los usuarios) y costes de envío prácticamente nulos. También se espera mayor flexibilidad para las entregas, a través de puntos de click&collect, definición de franjas horarias, puntos de recogida, etc. Por último, la gratuidad y facilidad de las devoluciones será un punto fundamental para lograr la satisfacción del cliente. 
  • Facilidades de pago. En este sentido, están proliferando alternativas como “comprar ahora y pagar después” o el pago a plazos. También existe la opción de la financiación que, actualmente, representa un 10 % de la compra online y se utiliza en financiaciones que, de media, tienen un valor de 900 €. Como parte de esta tendencia, por ejemplo, desde Milanuncios ya tenemos acuerdos con entidades para pagos tanto de menos de 1.000 euros como de más. 
  • Proceso de venta omnicanal. Ya no sólo vale con tener una web o un e-commerce. Los usuarios cada vez están más atentos a los marketplaces y para las tiendas cada vez va a ser más importante estar allí presentes. Para poder incrementar las ventas, las empresas tendrán que conectar con sus usuarios a través de todos los canales posibles, incluyendo también las redes sociales. 
  • La sostenibilidad, un valor al alza. El reaprovechamiento, el consumo sostenible y, por tanto, la segunda mano, cada vez se valoran más. También el consumo de productos que sean ecofriendly o enviados y envasados de forma sostenible son otros de los atributos que están cobrando importancia. Son tiempos de economía circular. En línea con esta cuestión, desde Milanuncios hemos observado que el principal driver de compra de segunda mano es el precio, pero también uno de cada tres compradores destaca, como motivo principal de compra, la conciencia medioambiental y darle una segunda oportunidad a cada objeto. 

Todas estas tendencias y hábitos de consumo son unas guías que el sector del e-commerce y, por ende, los marketplaces tendremos que cuidar y atender a lo largo de los próximos meses para cumplir las buenas previsiones de crecimiento que tenemos sobre la mesa.

 

 

¿Conoces la newsletter mensual de publicidad y marketing digital de Adevinta? ¡Suscríbete aquí y no te pierdas las novedades del sector!